MÁS NOTICIAS M&V INDUSTRIAL

Morera & Vallejo Industrial, Premio Andalucía Excelente 2017

Morera & Vallejo Industrial recibe esta noche el Premio Andalucía Excelente 2017 en la categoría....

Puesta en valor para los residuos de la horticultura almeriense en forma de envases y superalimentos

El proyecto BIOVEGE, subvencionado por CDTI a través del programa Innterconecta, permitirá extraer....

Grupo Morera & Vallejo presenta su nueva división de negocio Morera & Vallejo Industrial

Grupo Morera & Vallejo ha realizado presentaciones en Huelva, Almería y Sevilla de su nueva....

El plástico de Morera & Vallejo Industrial: la calidad de siempre con total seguridad

Una de las novedades en la comercialización de los productos de Plastimer, Macresur y Torres Film....

Plastimer, Macresur y Torres Film inician su actividad consolidando su proyecto de innovación y creación de empleo

Las marcas Plastimer, Macresur y TorresFillm, que ahora configuran la sociedad Morera &....

Morera & Vallejo Industrial: Instalaciones de 140.000 m2 para la producción de film industrial y agrícola

Morera & Vallejo Industrial cuenta con 36 lineas de producción para la fabricación de diversos....

Proyecto Biomulch, una apuesta por la innovación buscando el plástico biodegradable

El proyecto Biomulch en el que participa Morera & Vallejo Industrial, está orientado hacia la búsqueda de plástico acolchado biodegradable.
El objetivo del programa es poder llegar a sustituir los acolchados convencionales de la agricultura por cobertura biológica, en pos en de un sector más sostenible. Y es que los acolchados que se emplean actualmente en la agricultura están elaborados a partir de film de polietileno, un material que presenta varias dificultades, principalmente medioambientales.

¿Por qué? Porque una vez que son retirados tras la recogida de la cosecha, siempre queda un porcentaje de estos plásticos anclado en la tierra. A esto se une el hecho de que su reciclaje es una tarea harto compleja por su elevada contaminación, por tierra, piedras y residuos, que en más de un 45 por ciento se envían a vertederos.

El plástico biodegradable Biomulch, al estar compuesto por principios biológicos, no necesitaría ser retirado de la tierra. El funcionamiento de este plástico, tal y como explica el director de planta de Morera & Vallejo Industrial, Manuel Jiménez, sería el siguiente: "Una vez se recoge la cosecha, el agricultor pasaría el arado y el plástico se introduciría en la tierra, la cual enriquecería, pues es un aditivo biológico tan adecuado como cualquiera de los nutrientes que se añaden al cultivo".

El proyecto, financiado por la Unión Europea dentro del Horizonte 2020, cuenta con un presupuesto de unos dos millones de euros. Junto a Morera & Vallejo Industrial, también participan en el programa Biomulch el Centro Tecnológico del Calzado y el Plástico de Murcia (CETEC), la empresa alemana FKUR la compañía holandesa Thatchtec BV y el Centro Tecnológico de Agroindustria ADESVA.
Recientemente, los diversos integrantes del proyecto Biomulch tuvieron una reunión en Barcelona para abordar el estado actual del mismo. Los trabajos arrancaron en diciembre de 2016, y el equipo de trabajo espera contar para después del verano de 2018 con los primeros prototipos para su comercialización.